Aerofagia o Meteorismo

Descripción y consejos

Los recién nacidos son muy propensos a sufrir un tipo de cólico conocido como cólico del lactante. Es un síntoma de la primera infancia caracterizado por un llanto excesivo y repentino, acompañado de un fuerte y aparente dolor abdominal. Éstos suelen empezar a producirse a los 15 días de vida y pueden durar hasta los 3 ó 4 meses de edad.

Las causas específicas del cólico infantil son aún desconocidas, pero hay ciertos factores que pueden jugar un papel importante, como: deglutir aire durante los procesos de llanto, alimentación o succión de dedos, sobrealimentación con grandes cantidades de leche materna, tensión familiar y ansiedad de los padres, alergia de la leche de vaca, reflujo esofágico, entre otros.

Aunque la mayoría de pediatras cree que la principal causa de este síntoma es la inmadurez del sistema digestivo del lactante.

Síntomas

Los principales síntomas que acompañan al cólico del lactante son los siguientes:

  • Llanto excesivo y repentino todos los días cerca de la misma hora. Es un lloro que puede durar desde minutos hasta varias horas.
  • Dolor abdominal aparente que se manifiesta mediante la flexión de las rodillas sobre el abdomen.
  • Irritabilidad.

Remedios

Para reducir los síntomas del cólico del lactante, puedes utilizar algún antiflatulento. Aunque también puedes complementar su efecto con remedios caseros de toda la vida:

  • Acaricia la espalda del niño ejerciendo una suave presión en su abdomen. Esto ayudará a calmarlo.
  • Masajea la tripa del bebé haciendo círculos en el sentido de las agujas del reloj.
  • Coloca al bebé junto a tu pecho en una mochila. El calor corporal y un poco de movimiento le ayudará a estar más confortable.
  • Envuelve al niño en una manta y abrázalo con fuerza, esto le consolará.
  • Aplica calor local a la barriga del bebé con un cojín de huesos de cereza o semillas.
  • Crea un ambiente de relajación: luz tenue y música suave.
  • Acerca el bebé a una secadora, secador de pelo o cualquier ruido de motor. Le relajará porque le recordará a los sonidos que escuchaba dentro del útero.
  • Prepara infusiones de manzanilla e hinojo.

Consejos

Para evitar situaciones de malestar causadas por los gases, presta atención a los siguientes consejos:

ANTES DE LA TOMA DE LECHE

  • Masajea la tripa haciendo círculos en el sentido de las agujas del reloj. Una rutina de masajes diarios en su abdomen puede prevenir el cólico.
  • Practica a tu bebé ejercicios de subir y bajar las piernas.

DURANTE LA TOMA DE LECHE

  • Amamanta al bebé en una posición más vertical. Así le ayudarás a eliminar los gases más fácilmente.
  • Intenta que no trague excesivo aire durante la toma de leche. Si está tomando biberón, inclínalo evitando la entrada de aire en la succión o busca un biberón que no deje pasar demasiado aire.

DESPUÉS DE LA TOMA DE LECHE

  • Ayuda al bebé a eructar. Ponerlo en posición vertical y darle suaves palmaditas en la espalda. No lo acuestes hasta asegurarte que lo hecho.

URIACH-AQUILEA OTC, SL. Pol. Ind. Riera de Caldes.
Avda. Camí Reial 51-57 08184 Palau-Solità i Plegamans

CPS:M12072

Lea las instrucciones

de este medicamento

y consulte al farmacéutico