Los Gases

Los gases están presentes constantemente en el aparato digestivo. Nuestro cuerpo genera diariamente varios litros de gas. Aunque disponemos de mecanismos suficientes para eliminar y absorber todo gas sobrante, en ocasiones este equilibro puede romperse.
Es entonces cuando aparecen los clásicos problemas de retención de gases como la distensión abdominal, los eructos, las ventosidades, el dolor abdominal y las contracciones espasmódicas muy frecuentes en recién nacidos y se conocen como cólicos del lactante.